Control del Stress y Relajación Muscular

May 5th, 2009

Metodos para activar nuestra energia para el contro del stress. Estimulacion fisica.

El método más básico y sencillo para desarrollar nuestra energía.  Siempre que nos movemos necesitamos energía para mover los músculos.

Cuanto más acostumbrados al ejercicio estén
menos energía gastarán.  El ejercicio físico a no ser que se
practique de forma profesional es recomendable que sea un
ejercicio físico moderado.
·  Es importante crear un hábito de actividad física. Si tiene dificultad
para adquirirlo es más conveniente apuntarse a unas clases
concretas, que impliquen cierta responsabilidad de asistencia, que
simplemente apuntarse a un gimnasio.
·  El cansancio, la pereza o la falta de tiempo son los principales
factores que nos impiden ser constantes y nos llevan a renunciar a
la actividad física.
·  Conviene recordar que el estrés genera tensión muscular y el
desarrollar una actividad que nos genera más tensión muscular no
nos favorecerá en nuestra relajación física y mental. Por lo tanto
es recomendable integrar en nuestra actividad física ejercicios de
relajación y estiramientos.

ESTIMULACIÓN MENTAL


·  La relación entre mente y cuerpo es directa. Nuestra mente dirige
la energía en nuestro cuerpo.
·  Cuanto más entrenemos la capacidad de concentración, mayor
será nuestra fuerza de voluntad y nuestra energía mental será
más activa.
·  La falta de concentración genera pérdida de energía.
ENERGIZAR EL ESPÍRITU
·  También encontramos una relación directa entre nuestra energía y
nuestros sentimientos.
·  No debemos olvidar que los sentimientos se generan en nuestra
mente y son dirigidos por nuestro espíritu.
·  Si fortalecemos y estabilizamos el espíritu podremos lograr
controlar las emociones más fácilmente y evitar las excitaciones o
depresiones extremas.
·  Si el cuerpo está cansado, pero la mente está excitada hará que su
espíritu esté alerta y, por ejemplo, no pueda dormir. La clave está
en calmar la mente.
·  La mejor forma de elevar el espíritu es mediante una mente
tranquila y una voluntad fuerte.

PROCESO DE BÚSQUEDA DE EQUILIBRIO


1. Regular la mente para conseguir un espíritu firme, fuerte y
regulado.
2. Regular la mente y el espíritu para regular la energía corporal.
AJUSTAR EL EQUILIBRIO CORPORAL
Los generadores de nuestra energía son los alimentos que ingerimos y el aire que respiramos.
Alimentación
Por lo que respecta a los alimentos los productos cárnicos suelen ser más perjudiciales que las frutas y las verduras porque añaden más impurezas al organismo. Pero el alimentarse sólo de verduras no implica que estemos
mejorando nuestra salud. La dieta cuanto más variada mejor.
Es importante que predominen los vegetales y legumbres sobre las grasas, sobre todo si nuestra actividad es predominantemente sedentaria.
Calidad del aire
La calidad del aire mejora considerablemente en las montañas y en los espacios naturales con gran vegetación. Es conveniente tratar de visitar frecuentemente estos lugares para mejorar la calidad del aire que entra en
nuestros pulmones.
¡RECUERDE!
El desgaste energético que produce la actividad mental es superior al desgaste energético producido por la actividad física.

REGULAR LA MENTE Y LA RESPIRACIÓN


Regular la mente y la respiración es muy importante en la regulación de nuestro estrés. La regulación de la mente y la respiración no pueden separarse.
Cuando se regula la mente puede regularse la respiración. Cuando la respiración se regula, la mente consigue entrar en un profundo nivel de sosiego.
ESTABILIZAR EL ESPÍRITU
La mente emocional activa el cuerpo y el espíritu. La mente emocional
energiza y excita el espíritu, mientras que la mente racional lo estimula y lo
limpia.

PARA EL CONTROL DEL  STRÉS,  REGULAR EL CUERPO

Regular es la acción de ajustar y templar constantemente nuestro cuerpo hasta conseguir el fin propuesto. La verdadera regulación se consigue
cuando gracias al hábito que nos da la práctica, la logramos hacer
conscientemente.


LA RELAJACIÓN
Cuando nuestro cuerpo está relajado nuestra energía circula por nuestro
cuerpo.
La relajación consta de dos partes fundamentales: la Mente y el Cuerpo.
Generalmente la relajación mental debe preceder a la física.
Hablamos de dos tipos de mente:
· La mente emocional, que afecta a los sentimientos y al estado
físico.
· La mente inteligente (racional), que puede llevarnos a un
estado de Paz y Tranquilidad
-PRÁCTICA DE LA RELAJACIÓN
¿Cuándo y dónde?
La relajación puede practicarse a cualquier hora y en cualquier lugar.
¿Cómo?
Puede hacerse adoptando varias posturas: sentado, de pie, tumbado.
¿ Hay alguna clave?
La primera clave de la relajación es la mente y la segunda la respiración.
Secuencia Básica
Primero debemos relajar la mente. La mente relajada comenzará a relajar el
cuerpo y empezarán a distenderse los pulmones. Cuando los pulmones estén
distendidos, conseguirán regular la respiración y hacer más lentos los latidos
del corazón. Cuando esto ocurra, la mente alcanzará un nivel más profundo
de paz y tranquilidad. Este estado contribuirá de nuevo a la relajación de los
pulmones, retardando aún más los latidos del corazón. Estos procesos le
llevarán a un profundo estado de calma en el que sentirá que la emoción es
completa.
A continuación vamos a detallar esta secuencia en tres fases:

A) RELAJAR LA MENTE
Consta de dos pasos. Lleve todos sus pensamientos del mundo exterior y
concéntrelos en un punto. Puede ser en el punto medio de su frente (el
Tercer Ojo). Deje que sus pensamientos sean tranquilos y pacíficos, para
que pueda concentrar su mente en la relajación. Su mente emocional tiene
que ser controlada por su mente racional. No preste atención a las
distracciones del entorno y concéntrese en el cuerpo. Puede ser que su
mente esté despejada y a la vez sentirse tenso por la concentración, por lo
que es importante aprender a concentrase sin tensión mental.
CUANDO SU MENTE ESTÉ TENSA, SU CUERPO TAMBIÉN LO ESTARÁ
B) RELAJAR LA RESPIRACIÓN
La respiración está íntimamente relacionada con los pensamientos y sobre
todo con los sentimientos emocionales. El primer paso hacia la relajación
consiste en neutralizar el efecto que las emociones tienen sobre el proceso
respiratorio.
En los niveles iniciales es importante ser conscientes de la relajación en los
pulmones: sentir cómo se extienden y se contraen sin contener la
respiración y advertir cómo la zona que rodea el plexo solar empieza a
distenderse. Cuando logremos que el pecho se distienda habremos
alcanzado la etapa fundamental de la relajación.
C) RELAJAR EL CUERPO
Hasta que no hayamos relajado el cuerpo no podremos percibir el centro, la
raíz y el equilibrio físico, ni lograr el propósito de regular su cuerpo. Por
tanto la relajación es previa a la percepción y a la regulación.
Relajar el cuerpo comprende la relajación de los músculos, la piel, la médula
y los órganos. Recuerde que sólo si consigue relajarlo todo conseguirá que la
energía fluya libremente.
Primero debemos concentrarnos en relajar los músculos. Es la parte más
fácil ya que se ejercitan siempre que hay movimiento. Después debemos
relajar la piel. La epidermis establece un vínculo constante del cuerpo con el
entorno. Además la comunicación entre la piel y el cerebro es continua. Por
ello es muy importante conseguirlo.
Para relajar los órganos la mente tiene que estar en un estado de paz y
tranquilidad muy profundo. Los órganos fundamentales son: los pulmones,
el corazón , los riñones, el hígado y el bazo. Los pulmones son el órgano
más fácil de percibir. Respecto al resto los tenemos que percibir
indirectamente a través de la masa muscular que los rodean, pero no es conveniente visualizarlos si no se tiene mucha experiencia. Los órganos deben funcionar normalmente mientras se relajan.
Relajar la médula ósea es muy complejo. el objetivo es conseguir relajar la espalda.

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Filled Under: Stress